argos.portalveterinaria.com
Rehabilitación para una perra labrador de 30 kg con artrosis de codo tratada con células madre

Rehabilitación para una perra labrador de 30 kg con artrosis de codo tratada con células madre

¿Qué ejercicios de rehabilitación puede y no puede hacer una perra de tipo labrador de 30 kg de peso y 21 meses, que fue tratada a los 15 meses de edad con células madre de una artrosis de codo detectada durante su primer año de vida?

Consulta

Mi pregunta es acerca de una perra de tipo labrador, 30 kg (sometida a dieta estricta para control de peso) y 21 meses de edad con artrosis de codo.ç

Comenzó a los 6 meses a cojear de EAD y a los 10 meses ya se veía artrosis en la articulación del codo. Se mantuvo con condroprotectores y a los 15 meses se le realizo una primera infiltración con células madre.

Ahora, 6 meses después los dueños nos dicen que no cojea, ni siquiera en frío como lo hacía antes. Hemos consultado con el laboratorio de las células madre su recomendación es esperar para hacer la segunda inflitración y comenzar con ejercicios de rehabilitación.

Es aquí dónde queríamos pedirte consejo, a ver si nos podías ayudar con el tipo de ejercicios a realizarle.

Muchas gracias y un saludo,

Olatz Hernandez
Veterinaria Iruña

Respuesta

Te recomiendo los siguientes ejercicios de rehabilitación:

  • Terapia frío/calor

Durante 7 días, aplicar un choque frío/calor. Esto es, aplicar un minuto de frío, seguido de uno de calor. Seguidamente dos de frío y dos de calor, y termina con tres de frío y tres de calor. El frío se puede aplicar en la zona de los codos con cold pack (gel azul) o simplemente con una bolsa de guisantes/arroz congelado (esto último es de fácil aplicación pues se acopla bien a la articulación).

Para el calor lo más recomendable es utilizar una lámpara de calor infrarrojo, de unos 150 W. Las venden por un precio aproximado de 30 euros. El calor infrarrojo es más recomendable, pues penetra más que el producido con bolsas de agua caliente o mantas térmicas.

El frío produce vasoconstricción y el calor dilatación de los vasos sanguíneos, así como contracción muscular y relajación. Por último estimula crío y termoreceptores (estimula el sistema nervioso). De esta forma hacemos una limpieza de toxinas acumuladas y aumentamos la perfusión de sangre y elementos de la reparación celular a la zona afectada.

Una vez pasada esta semana de choque, te recomiendo aplicación de calor con la lámpara de infrarrojos 15 minutos una vez al día (recuerda que la lámpara ha de estar a 60 cm de distancia como mínimo de la zona a irradiar). Es útil sobre todo en épocas de frío. A medida que vayáis notando más confort en la mascota, se pueden ir espaciando las sesiones con la lámpara de calor (tres veces por semana, dos, una... según como se encuentre la perrita).

  • Control de peso

El control de peso es fundamental, pues los labradores y más las hembras tienen tendencia a engordar. Es muy bueno e importante que el propietario siga las pautas que hayas establecido en el control del peso, pues va a ser una parte importante del éxito y de la calidad de vida de la perra.

  • Masajes

Los masajes en la musculatura de la extremidad afectada le darán bienestar y mantendrán el tono y el aporte de sangre y nutrientes. Pero no se tiene que dejar de pensar en el resto de extremidades ya que, generalmente, si hay una extremidad afectada el reparto del peso va a cambiar y estas cargarán más. Es por esto que se ha de controlar que en las demás extremidades no aparezcan contracturas de compensación y, de vez en cuando, se hagan masajes en ellas.

  • Hidroterapia

Con el agua a la altura del hombro, hacerle caminar en agua le dará mucha estabilidad, a la vez que quitará alrededor del 70 % de su peso durante la sesión.

Mi consejo es siempre empezar de pocos minutos e ir subiendo a tiempos cada vez más prolongados (empezar por 8 minutos y, a medida que acepte el ejercicio y lo pueda aguantar, ir aumentando minutos poco a poco.

  • Paseos por superficies regulares

Cuanto más estable sea el suelo que pisa, más estabilidad para su articulación.

  • Cosas que el paciente NO debe hacer

No debe hacer ejercicios de fuerza explosiva que carguen la articulación del codo (el agility no sería una buena idea, por ejemplo).

Hay que evitar en la medida de lo posible las bajadas rápidas por escaleras o saltos que produzcan golpes grandes en la articulación.

De momento, con eso tiene suficiente. A medida que vaya ganando en estabilidad, puede ir aumentando el grado y tiempo de los ejercicios. Únicamente, ten en cuenta la posibilidad de que un veterinario especialista en rehabilitación pueda apoyarte: la terapia física ayuda mucho a este tipo de problemas. Si tu cliente puede llevar al perro a un especialista para someterlo a sesiones de magnetoterapia, láser, electroestimulación... ayudaría mucho en la recuperación funcional del paciente.

Un cordial saludo,

Arturo Calzada Forés. Veterinario colegiado 1341
Diplomado IVAS, Diplmado IAVC
Especializado en Acupuntura, Terapia Física y rehabilitación, Quiropraxia/osteopatía
Socio Fundador de Avanza Rehabilitación Veterinaria
Fundador y Gerente de La "Clínica Calzada Veterinaria i Rehabilitació"
Consultor de rehabilitación en Argos Portal Veterinaria

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto