argos.portalveterinaria.com

Necrosis avascular de la cola en una Iguana iguana

En estos casos, el tratamiento recomendado es la caudectomía

La necrosis avascular es una presentación relativamente común en la iguana verde. En este caso se recomendó una caudectomía dada la sospecha de una posible infección.

  • Figura 1.

    Figura 1.
    La parte afectada de la cola está marrón y seca.

  • Figura 2.

    Figura 2.
    El círculo indica la zona de esclerosis y las flechas, las vértebras fusionadas.

  • Figura 3.

    Figura 3.
    El círculo indica la zona de esclerosis.

  • Figura 4.

    Figura 4.
    La piel se deja sin suturar para permitir el crecimiento de la nueva cola.

  • Figura 5.

    Figura 5.
    Se aplica una gasa en la zona del corte y se envuelve con algodón y venda cohesiva.

  • Figura 6.

    Figura 6.
    La cola presenta tejido de granulación y se deja destapada.

Laia Pinsach de Pablo
Hospital Veterinari Costa Brava, Palafrugell (Girona)
Imágenes cedidas por la autora

Se presenta en el hospital una iguana (Iguana iguana) macho de 15 años porque tiene la punta de la cola seca y desde hace 15 días los propietarios notan que está progresando hacia proximal.

El animal vive en un terrario con luz que no saben especificar y sin control de la humedad. Tiene un tronco natural para trepar y el sustrato es de cortezas. Su dieta se basa en diferentes vegetales. Los propietarios no han notado cambios comportamentales ni de consumo de alimentos y no saben si ha podido recibir algún golpe o si se ha peleado con el otro ejemplar de iguana que poseen. Comentan que desde siempre tiene problemas de disecdisis.

El examen físico entra dentro de la normalidad. Presenta muda retenida en la base de la cola y en las espinas dorsales. La parte afectada de la cola está marrón y seca con ligera tumefacción de la musculatura proximal a la lesión (figura 1).

Se realizan analítica sanguínea y radiografía para valorar la presencia de osteomielitis y decidir, si es necesario, la zona óptima de amputación de la cola.

En la radiografía se observa fusión entre la séptima y novena y entre la undécima y decimotercera vértebras coccígeas, así como disminución del espacio intervertebral entre la décima y la novena, con esclerosis en las caras articulares e incremento de la opacidad en el tejido blando circundante. Esta imagen es compatible con degeneración vertebral o discoespondilitis (figuras 2 y 3).

En la analítica se observa leucocitosis ligera por linfocitosis. La bioquímica realizada (ácido úrico, albúmina, aspartato aminotransferasa, creatinquinasa, colesterol y calcio) está dentro de la normalidad.

El diagnóstico es necrosis avascular de la cola por retención de muda y con posible infección.

Caudectomía

El tratamiento recomendado es la caudectomía. Se le administra meloxicam a 0,4 mg/kg intramuscular (IM) y ceftazidima a 20 mg/kg IM. Se seda con una mezcla IM de midazolam 0,2 mg/kg y butorfanol 2 mg/kg y se mantiene durante la cirugía con isofluorano.

La caudectomía se realiza siguiendo los planos de autotomía, fisiológicos en esta especie. Se realiza una incisión en la piel caudal a la zona afectada y se ejerce presión en el plano de fractura de autotomía. La piel se deja sin suturar para permitir el crecimiento de la nueva cola y se trata como una herida abierta (figura 4). Se aplica sulfadiazina de plata y un gel (elaborado con polímero de almidón, glicerol y agua que mantiene la humedad en la lesión y favorece la granulación y la reepitelización). Se aplica una gasa en la zona del corte y se envuelve con algodón y venda cohesiva (figura 5).

El fragmento de cola se envía a histopatología. El resultado indica dermatitis ulcerativa con celulitis piogranulomatosa sin causa específica, aunque sugiere etiología infecciosa o vasculopatía.

La primera noche posquirúrgica la iguana se queda ingresada en el hospital para comprobar la tolerancia al vendaje y a las 24 horas se le da el alta hospitalaria con meloxicam a 0,2 mg/kg IM cada 24 horas durante 4 días y ceftazidima a 20 mg/kg IM cada 72 horas un total de 15 días. Debido a que probablemente la causa de la lesión se deba a problemas en el manejo que alteran la muda, se indican cambios en el terrario (ver cuadro 1).

Cuadro 1. Cambios en el terrario.
  • Las iguanas son territoriales y se deben alojar individualmente.
  • Necesitan ramas y rocas para trepar, así como escondrijos.
  • Temperatura ambiental: entre 27 y 31 ºC, con punto focal de 33-35 ºC y un área más fría de 21,1-25 ºC. Por la noche, entre 24 y 27 ºC.
  • Humedad relativa entre 60 y 80 %.
  • Luz ultravioleta: se recomienda que emita UVB en un rango de 290-320 nm. Se debe cambiar cada seis meses.

Posoperatorio

Se realizan controles de la cola cada 48 horas para comprobar su evolución y rehacer el vendaje. A la semana de la cirugía, la cola presenta tejido de granulación y se deja destapada (figura 6).

El control analítico se realiza a los 15 días de la cirugía, antes de finalizar la administración de antibiótico. Los valores de la serie blanca están dentro de la normalidad y se le da el alta definitiva.

Discusión

La necrosis avascular es una presentación relativamente común en la Iguana Verde. Se describe como una cola seca, dura y de coloración apagada y oscura. En algunos casos se puede observar una zona tumefacta y con descarga serosa entre la zona necrótica y sana [1].

La etiología suele ser multifactorial y difícil de identificar. Las principales causas son [2]:

  • Traumáticas. Comunes, sobre todo en animales agresivos cuando golpean la cola contra el terrario [2].
  • Disecdisis. Común cuando existen problemas de manejo como en este caso. Se presenta en forma de bandas constrictoras que envuelven la cola y obturan la circulación local [3].
  • Diseminación hematógena de una infección. Genera un tromboémbolo séptico que ocluye los vasos terminales de la cola [2].
  • Osteomielitis [2].
  • Secundarias a una venipunción. Muy poco frecuente.
  • Calcificación venosa secundaria a una enfermedad renal.
  • Enfermedad proliferativa ósea. Poco común e irreversible. Las vértebras caudales se fusionan, favoreciendo las fracturas de cola y la disrupción del aporte sanguíneo.

La caudectomía se recomienda solamente si la necrosis avanza o ante la sospecha de una etiología infecciosa. Para determinar la zona óptima se recomienda la realización de una radiografía, que permita determinar los márgenes de la zona afectada [4].

Existen distintos protocolos para sedar y/o anestesiar iguanas (ver cuadro 2). En este caso se empleó como premedicación una combinación de opiode y relajante muscular. El uso de butorfanol se basa en el estudio de Greenacre et al. del 2006 en el que comparaban el efecto de butorfanol, buprenorfina y morfina [5]. Debido a que la cirugía se realizaba siguiendo una estructura fisiológica como los planos de autotomía, se decidió emplear una sedación ligera como la descrita. Otra opción es el empleo de morfina a 1 mg/ kg IM o anestesia local con lidocaína o bupivacaína.

Cuadro 2. Qué hay que tener en cuenta a la hora de anestesiar reptiles [4].
  • Tienen un metabolismo reducido: aproximadamente es el 25-35 % respecto al de los mamíferos.
  • Son ectotérmicos y requieren temperaturas específicas para una función fisiológica normal (incluyendo el metabolismo de la anestesia y la cicatrización).

Para realizar una correcta caudectomía, se recomienda el empleo de los planos de autotomía. La zona de autotomía se origina por un plano de fractura vertical, de cartílago o tejido conjuntivo, ubicado entre el cuerpo y el arco neural de cada vértebra coccígea. No está presente en la parte craneal de la cola, protegiendo cloaca y hemipenes [6].

Se recomienda realizar una incisión en la piel caudal a la zona de la caudectomía y ejercer presión en el plano de fractura de autotomía. La hemorragia es mínima gracias a la actuación de un esfínter de músculos sobre las arterias caudales, así como a válvulas en la venas [6].

En las iguanas, a diferencia de otros reptiles, no se recomienda la sutura de la piel, para permitir el crecimiento de la nueva cola. Se trata como una herida abierta con antibióticos tópicos y vendaje no adherente hasta que se haya formado tejido de granulación [4] (ver cuadro 3).

Cuadro 3. Evolución de la cicatrización [6] .
Se forma rápidamente una costra, seguida del crecimiento de la nueva epidermis en una o dos semanas. Posteriormente comienza la regeneración y se forma un cilindro de cartílago, que puede calcificarse. Por último, se cubre con escamas más pequeñas y de distinto color que la cola original.

Por último, hay que recordar que la mayoría de los problemas que presentan los reptiles se deben a errores de manejo. Por tanto, es importante conocer sus requerimientos ambientales y dietéticos y ayudar a los propietarios a enmendar los errores.

Bibliografía

1. Barten, S. L. (2006) Lizards a: Mader, D. R (ed.) Reptile medicine and surgery. 2a ed. Canada: Elsevier. 9780721693279
2. Funk, R. S. (2006) Tail damage a: Mader, D. R (ed.) Reptile medicine and surgery. 2a ed. Canada: Elsevier. 9780721693279
3. Fitzgerald, K. T y Vera, R. (2006) Dysecdysis a: Mader, D. R (ed.) Reptile medicine and surgery. 2a ed. Canada: Elsevier. 9780721693279
4. Alworth, L. C; Hernandez, S. M; Divers, S. J (2011) Laboratory Reptile Surgery: Principles and Techniques. Journal of the American Association for Laboratory Animal Science, Vol 50, núm 1, págs. 11-26
5. Greenacre, C. B; Takle, G; Schumacher, J.P; Klaphake, E. K; Harvey, R. C. (2006) Comparative Antinociception of Morphine, Butorphanol, and Buprenorphine Versus Saline in the Green Iguana, Iguana iguana, using Electrostimulation. J Herpetol Med Surg, Vol 16, núm 3, págs. 88-92.
6. O´Malley, B. (2007) Anatomía y fisiología clínica de animales exóticos. Zaragoza: Servet. 9788493597115.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.