argos.portalveterinaria.com

Respuestas endocrinas, conductuales y del SNA del perro al trueno

Se utilizaron perros de laboratorio y de compañía

Un estudio mostró que como respuesta al estímulo sonoro se produce un aumento significativo del cortisol en los perros de compañía, y que, en general, la respuesta conductual es más pronunciada en los perros de laboratorio que en los de compañía.

Respuestas endocrinas, conductuales y del SNA del perro al trueno

Los perros son muy sensibles a los estímulos sonoros, especialmente a los fuegos artificiales, las armas de fuego y el trueno, por lo que estos sonidos se utilizan como modelos de reactividad al estrés en dichos animales. Los perros de compañía y de laboratorio pueden responder de manera diferente a los estímulos estresantes, debido a las diferencias en el manejo y a su relación con los seres humanos. Por lo tanto, se estudió* la reactividad de perros Beagle (laboratorio) y perros de compañía con un modelo de estrés acústico agudo, analizando la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC; valores del intervalo cardiaco), los niveles de cortisol sérico y diversos parámetros conductuales. Se utilizaron ocho beagles y seis perros de compañía sin historia de fobia al trueno.

El estímulo sonoro consistió en un registro estandarizado de truenos durante 2,5 minutos con una intensidad máxima de 103-104 dB. Para evaluar la VFC, los intervalos cardiacos se registraron utilizando un medidor de frecuencia, y posteriormente los datos se analizaron mediante un software. Tanto en los perros de laboratorio como en los de compañía, el trueno promovió un aumento en la potencia de la banda de baja frecuencia (LF) del espectro de intervalo cardiaco, en la relación LF/HF (HF: alta frecuencia) y en la HR y una disminución en la potencia de la banda de HF del espectro del intervalo cardiaco. Los perros de compañía mostraron mayores niveles de cortisol que los beagles, independientemente del momento estudiado y un aumento significativo de los niveles de cortisol 15 minutos después del estrés acústico, mientras que los beagles no mostraron alteraciones en sus niveles de cortisol en respuesta al sonido. Por otro lado, los beagles mostraron puntuaciones más altas en los parámetros de temblor, esconderse, vigilancia, correr, salivación, huir y sobresaltarse que los perros de compañía.

Estos resultados mostraron que, independientemente del estímulo sonoro, los perros de compañía tenían mayores niveles de cortisol que los perros de laboratorio. Además, el estímulo sonoro indujo un marcado desequilibrio nervioso hacia el predominio del sistema simpático tanto en perros de laboratorio como en perros de compañía. Sin embargo, el aumento significativo en el cortisol se observó solo en los perros de compañía. Por otro lado, en general, la respuesta conductual fue más pronunciada en los perros de laboratorio que en los de compañía.

*Franzini de Souza CC1, Maccariello CE2, Dias DP3, Almeida NA4, Medeiros MA5. Autonomic, endocrine and behavioural responses to thunder in laboratory and companion dogs. Physiol Behav. 2016 Dec 8;169:208-215. doi: 10.1016/j.physbeh.2016.12.006. [Epub ahead of print]

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.