argos.portalveterinaria.com

La veterinaria no merece que se le ataque, ¿o sí?

Delia Saleno, presidenta de la CEVE, reflexiona sobre cómo el sector clínico veterinario es atacado públicamente. ¿Por qué ocurre? ¿Cómo debemos actuar profesionalmente ante esta situación?

Delia Saleno, vicepresidenta de la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE).
Delia Saleno, vicepresidenta de la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE).

Todos nosotros emitimos mensajes a diario pero, ¿sabemos transmitir adecua­damente lo que queremos comunicar? ¿El mensaje es percibido correctamente? No deberíamos descuidar nuestro desarrollo en el ámbito de la comunicación, que se rige por unas reglas y pautas bien estable­cidas. Se necesita práctica y constancia dia­ria para lograr resultados, pero el primer paso para mejorar es reconocer las gran­des carencias que tenemos en este campo.

En España, la clínica veterinaria como sector económico específico se ha desa­rrollado prácticamente en las últimas tres décadas, pero todavía no ha madurado como para disponer de las herramientas específicas que le permita actuar como un sector económico cohesionado y con una comunicación corporativa eficiente. Desgraciadamente, ha ido navegando sin rumbo y sin organización, hecho que ha conducido a la situación actual de abso­luto desamparo legal, con una crítica situa­ción laboral, formativa y económica y con una grave crisis de imagen. Además, en muchas ocasiones hemos dejado que la “voz de los animales” sea representada por otras organizaciones que nada tienen que ver con nuestra profesión.

Puntos de conflicto

Los veterinarios somos muy vocaciona­les y sentimos, como no podría ser de otra manera, un gran amor por los animales y, por tanto, el mensaje que transmitimos es que disfrutamos tanto de nuestro tra­bajo que parece no representar ningún esfuerzo y, en determinados contextos, no se entiende por qué queremos cobrar.

Estos argumentos tan emocionales nos dan una imagen más bien cercana a una ONG y por lo tanto no cumplimos con las expectativas generadas, así que querer cobrar por el trabajo realizado no con­cuerda con lo que transmitimos a nivel emocional. En la actualidad este es uno de los puntos de conflicto que tenemos con la sociedad.

Transmitir nuestro valor

Cada veterinario debe tomar concien­cia sobre este hecho y estudiar su men­saje para posicionarse como un entusiasta de su profesión, con argumentos sobre lo que representa y sobre la labor que rea­liza. Entre todos debemos construir una imagen del veterinario como profesional preparado, que conoce su misión y que usa medios técnicos avanzados para llegar a un correcto diagnóstico, que usa terapias conforme a la literatura científica, por lo que merece una remuneración adecuada. Además, se debe transmitir a la sociedad que los precios son acordes al valor apor­tado a los clientes. Solo así se asegura la sostenibilidad de la empresa veterinaria para seguir ofreciendo nuestros indispen­sables servicios y mantener los puestos de trabajo con dignidad.

Para que el mensaje vaya calando, la difusión debe ser continuada y coordinada. Los mensajes contradictorios son penaliza­dos duramente por la sociedad. Además, es urgente empezar a transmitir el valor del veterinario clínico como profesional sani­tario y su importancia como garante del bienestar y la salud de los animales y de las personas con las que conviven.

La estrategia de comunicación del sector no debe pasar por reaccionar a cada ata­que que aparece en prensa o en las redes sociales porque cae en saco roto y solo sirve para crear aún más polémica. No podemos permitir que los factores exter­nos marquen nuestra estrategia como pro­fesión. No olvidemos que muchos medios de comunicación viven de la polémica y del número de entradas en sus vídeos y páginas, aumentando sus ingresos con cada “clic”. Discutir y alimentar la polémica es muy peligroso porque normalmente se desarrolla en un entorno emocionalmente muy sensible en el que defender la profe­sionalidad es prácticamente imposible.

Por lo tanto, el sector clínico veterinario debe transmitir de manera permanente su profesionalidad, su elevado nivel técnico y el valor que aporta a la sociedad. Es labor de todos mejorar la percepción que se tiene de nuestro trabajo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (33)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

Foro asociado a esta noticia:

  • La veterinaria no merece que se le ataque, ¿o sí?

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    6441 | ENRIQUE MANOVEL - 30/03/2017 @ 10:39:56 (GMT+1)
    Totalmente de acuerdo
    VER,OIR ,CALLAR Y..............AVANZAR
    6422 | Francisco Guerra - 21/03/2017 @ 13:12:17 (GMT+1)
    Por la escasez se valora ...por el exceso se devalúa .
    El apabullante numero de facultades de Veterinaria en España , complica nuestra puesta en valor ; y sentencia un corporativismo del cual si cuentan otras profesiones sanitarias......
    Un mal pronóstico se cierne para nuestra profesión .....
    6421 | Alma Viloria - 21/03/2017 @ 02:14:03 (GMT+1)
    Es cierto vender la medicina veterinaria preventiva y curativa como una de los principales bases de la salud en general es uno de los primeros pasos que como gremio debemos dar en post de dignificar nuestra profesion.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto