argos.portalveterinaria.com

La infección por Tritrichomonas foetus en los gatos

El único fármaco eficaz en gatos es el ronidazol aunque puede tener efectos secundarios

En las últimas dos décadas, el protozoario Tritrichomonas foetus ha llegado a ser reconocido como causa de la colitis crónica en gatos en muchos países del mundo. Hoy en día se considera que la tricomoniasis es una de las causas infecciosas más comunes de la diarrea del intestino grueso.

La infección por Tritrichomonas foetus en los gatos

Los gatos afectados por esta enfermedad suelen ser jóvenes (edad media 1 año) y mantienen una buena salud y condición corporal, pero muestran una diarrea creciente y menguante. De manera característica, las heces tienen la misma consistencia que las de vaca y, a menudo, contienen moco y/o sangre. En muchos gatos, la diarrea se resuelve espontáneamente sin tratamiento después de varios meses, pero en algunos casos continúa aumentando y disminuyendo durante muchos años.

Se cree que el culpable, T. foetus, un flagelado de elevada movilidad en forma de lágrima, se transmite de gato a gato a través de la vía fecal-oral; los gatos adquiridos en los criaderos y refugios están en mayor riesgo de infección, ya que la elevada densidad de población en estas viviendas favorece esta vía de transmisión. T. foetus también infecta al ganado, en el que se transmite sexualmente y es una causa potencial de aborto e infertilidad. El impacto económico de la enfermedad para la industria ganadera en todo el mundo ha dado lugar a un campo en rápido desarrollo de investigación en estos parásitos. Sin embargo, es muy frustrante para los veterinarios, ya que cuanto más se ha aprendido acerca de la tricomoniasis en los gatos, más difícil se ha convertido su tratamiento.

Las complicaciones y controversias que rodean a la tricomoniasis felina se exploran en un artículo de revisión del estado de la técnica publicado este mes en el Journal of Feline Medicine and Surgery*. Los autores, el Dr. Jody Gookin y sus compañeros del College of Veterinary Medicine, North Carolina State University, explican que uno de los desafíos más apremiantes es que la tricomoniasis felina es resistente a todos los antiprotozoarios que se utilizan comúnmente. Hoy en día, el único fármaco que ha demostrado ser eficaz en gatos es el ronidazol, pero este agente tiene un estrecho margen de seguridad y cada vez es más patente su resistencia clínica. Un gato tratado con el fármaco puede en efecto mostrar una resolución completa o casi completa de su diarrea, pero puede ser muy difícil determinar si el tratamiento ha erradicado verdaderamente la infección o simplemente ha ocultado los signos clínicos. Esto, a su vez, plantea la cuestión específica del riesgo que puede presentar un gato tratado a otros gatos si, digamos, se reintroduce en un grupo de cría. En términos más generales, habida cuenta de estas dificultades y de la resolución espontánea de la diarrea observada en muchos gatos, surge la controvertida pregunta: ¿deberían los veterinarios tratar incluso la infección en gatos?

Parte de los estudios se centraron en aprender cómo T. foetus se adhiere al revestimiento del intestino. Una vez conocido esto, los investigadores comenzaron a buscar maneras de bloquear esta unión e identificaron tres compuestos que parecen prometedores como tratamientos futuros para la infección por T. foetus. Los autores concluyen que, si bien la investigación ha recorrido un largo camino en el avance de la comprensión de esta infección, quedan muchas preguntas sin respuesta que son fundamentales para su futuro progreso. ¿Los genotipos felinos y bovinos de T. foetus son realmente biológicamente distintos, residen en huéspedes separados o existe la posibilidad de infección cruzada entre el ganado y los gatos? ¿Deberían tratarse también todos los gatos en contacto con un gato infectado con la especie Tritrichomonas? ¿Cuál es el efecto a largo plazo de la infección por especies de Tritrichomonas en la salud gastrointestinal felina, y se pueden identificar medicamentos más seguros y más eficaces para el tratamiento de la infección?

El artículo completo se puede leer aquí.

*Jody L Gookin, Katherine Hanrahan, Michael G Levy. The conundrum of feline trichomonosis. Journal of Feline Medicine and Surgery, 2017; 19 (3): 261 DOI: 10.1177/1098612X17693499

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

Foro asociado a esta noticia:

  • La infección por Tritrichomonas foetus en los gatos

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    6452 | Eduardo Baraboglia - 07/04/2017 @ 01:24:50 (GMT+1)
    ¿Qué criterios firmes dan sustento a si la T. foetus tiene o no identidad con la bovina? ¿Se ha demostrado que un brote en bovinos de engorde o de leche pueda haberse iniciado por la presencia de gatos? o viceversa. ¿Se han contagiado la T. foetus de la que realmente eran libres habiéndolos introducido en un lugar con bovinos portadores?

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.