argos.portalveterinaria.com

¿Es necesario tener un plan de negocio en una clínica veterinaria?

Las empresas que trabajan con gestión son más rentables que las que no

Se trata de una herramienta que da sentido al funcionamiento de la empresa y que permite visualizar sus grandes metas para seguir un camino predefinido.

¿Es necesario tener un plan de negocio en una clínica veterinaria?

Enrique Barreneche Martínez
VetsPower.com

Los centros veterinarios, bien sean consultorios, clínicas u hospitales, constituyen una especie empresarial aparte, ya que sus comportamientos habituales en el mercado escapan a las lógicas que rigen en otros sectores. Esto ocurre debido a que las responsabilidades directivas, en la gran mayoría de los centros, recaen sobre los mismos propietarios, que a su vez son quienes desempeñan tareas clínicas.

El sector en España

La gran mayoría de los centros veterinarios de España comenzaron como solución de autoempleo para sus fundadores. Unos cuantos mantienen la estructura que adoptaron en su fundación, mientras que otros experimentaron un crecimiento natural y evolucionan hacia establecimientos más complejos, como ocurre en el caso de algunos hospitales. Son pocos los centros que se fundaron en función de un proyecto empresarial definido y contrastado. Además, el marcado carácter vocacional de los veterinarios clínicos ayuda a comprender la escasa presencia de una cultura de gestión empresarial formal en una gran parte de ellos.

La mayor parte de los propietarios de centros veterinarios que cumplen estas características (vocación y autoempleo) encuentran muy pocas barreras para montar un centro. Inicialmente no se requiere una gran inversión, puesto que, con alquilar un local discreto, realizar una pequeña remodelación y adquirir un mínimo equipamiento, puede ser suficiente para generar un discreto volumen de negocio que justifique el autoempleo. Lo normal es que este volumen siga aumentando, entonces el veterinario emprendedor suele adoptar la decisión más lógica para absorber este incremento; la contratación. Al cabo de algunos años de crecimiento se puede presentar un fenómeno paradójico; se gana menos que antes a pesar de tener mayor volumen. A partir de este punto se manifiesta la importancia de trabajar con gestión y la mejor herramienta para hacerlo es el plan de negocio.

Implantar sistemas de gestión

Las empresas que trabajan con gestión son más rentables que las que no, y esto es lógico, ya que así es más factible una toma de decisiones empresariales que permitan procesos más eficientes. Veamos un ejemplo, supongamos que una clínica que ha experimentado crecimiento ha contratado personal veterinario a medida que el volumen de negocio se incrementaba. Son tres veterinarios y un auxiliar de clínica, lo que les permite mantener un horario de apertura amplio, con dos tardes libres cada uno, y guardias de fin de semana rotatorias. Una auditoría de procesos en esta clínica revelaría que un porcentaje significativo de tareas realizadas por los veterinarios pueden ser realizadas por personal no facultativo, como organizar ficheros, control de stocks, labores de limpieza y mantenimiento, y tareas administrativas simples, como por ejemplo, preparar los recordatorios para clientes o realizar llamadas de control de calidad.

Si se contabilizasen las horas efectivas de realización de tareas clínicas que requieran personal facultativo cualificado (veterinarios), quizá se podría descubrir que pueden ser asumidas por dos veterinarios en lugar de los tres que son actualmente, y que este excedente de tareas no clínicas puede ser asumido por un auxiliar, que podría ser de tipo administrativo, por ejemplo.

El análisis que podría aportar esta auditoría de procesos informaría sobre la necesidad de una reestructuración del personal, que no solo ahorraría costes de recursos humanos, sino que también aportaría una mejor eficiencia general en el funcionamiento de la empresa. Necesariamente, el hecho de incorporar a una persona que se especializaría en este tipo de tareas mejoraría, no solo la eficiencia, sino también la eficacia de los procesos que se realizan en la clínica.

Este ejemplo pretende ilustrar la diferencia que puede marcar el hecho de tener implantado un sistema de gestión en la clínica. Como este se pueden citar muchos otros, pero todos los que ilustremos tendrán siempre algo en común; y es que derivan de un análisis de la situación actual en el centro gracias a la existencia de un método sistemático de recogida de datos, que a su vez es posible gracias a que se dispone de un sistema de gestión, cuya implantación obedece a las directrices de un plan de negocio.

Plan de negocio para no perderse

Entonces, ¿qué es exactamente un plan de negocio? Se trata de una gran herramienta para la gestión, que da sentido a la existencia y funcionamiento de una empresa, y además permite visualizar las grandes metas de la misma, de forma que muestre el camino a seguir. Hay veces que este camino puede emborronarse, entonces es fácil desviarse del mismo y dirigirse en una dirección distinta de la inicialmente prevista. Pero al igual que un explorador, el empresario dispone de una brújula, o un GPS si se prefiere, que le indicará cuándo se está desviando antes de perder de vista el camino, o lo que es peor, despeñarse por un barranco que no pudo ver a causa de la intensa niebla.

Para que esta recogida de datos sea fiable, y especialmente su interpretación, el empresario veterinario necesita tener conocimientos sobre finanzas básicas. Hay que saber lo que se ingresa y lo que se gasta, pero también cómo, y en qué tendencia. Los ingresos dependen de algunas variables, de acuerdo con la siguiente expresión, referidas a un determinado periodo:

Ingresos  =  Número de clientes × gasto medio por visita × número de visitas

Indicadores clave de gestión

Por tanto, hay que explorar y analizar todos los factores que puedan afectar a cada una de estas tres variables. Resulta muy farragoso analizar dato por dato, entonces para evitar una sobrecarga de trabajo que de otro modo conduciría al abandono de las labores directivas, se trabaja con los indicadores clave de gestión o KPI’s (Key Performance Indicators). Se trata de fórmulas simples de ratios o porcentajes cuyos resultados expresan la idoneidad o no de la situación empresarial. Lo ideal es disponer de un cuadro de mando integral donde se integran todos los datos económicos y de producción de forma automática a medida que se generan como consecuencia de la actividad empresarial. Esto a su vez genera los resultados de los KPI’s, que actúan como verdaderos centinelas, avisando cuando nos estamos saliendo del camino. Lógicamente, si mientras caminamos no miramos el GPS o la brújula, indefectiblemente nos perderemos en cuanto surja la niebla, o el camino se desdibuje por la frondosidad de la vegetación, sin que tengamos la menor ocasión de evitarlo.

Planificación estratégica

Pero, y el camino a seguir ¿cómo sabremos cuál es? Como el explorador, antes de partir habremos estudiado los mapas, analizado la dificultad de la orografía, sabremos si físicamente estamos preparados para realizar el camino y si contamos con los recursos necesarios para alcanzar con éxito nuestra meta final. Esta es una labor de estudio e investigación que, idóneamente se debería realizar antes de comenzar la aventura empresarial, especialmente si pretendemos sobrevivirla con éxito. Esto es lo que se conoce como planificación estratégica, que no debe ser confundida con el plan de negocio. Esta planificación debe esmerarse al máximo, pues al igual que el explorador, tendremos que definir muy bien cómo realizaremos cada etapa, de una forma realista y alcanzable. Esto se describe documentalmente con la estrategia operativa, indicando todos los pequeños objetivos que hay que alcanzar que permitan, a su vez, llegar a metas más grandes.

Comunicación óptima

En la aventura empresarial de los centros veterinarios hay que tener muy presentes dos factores imprescindibles: los recursos humanos que constituyen los equipos profesionales y los usuarios de la empresa, es decir, los clientes propietarios de las mascotas. Por tanto, las relaciones con los clientes tienen que ser lo más perfectas posibles, y esto se consigue mediante el desarrollo de las habilidades comunicativas por parte de los integrantes del equipo profesional que tiene como objetivo satisfacer sus necesidades. La otra variable de la ecuación es el propio equipo profesional, que tiene que funcionar verdaderamente como tal, con uno o varios líderes que lo motiven. Por tanto, también son importantes las relaciones dentro del equipo, lo que requiere que la comunicación sea eficaz y eficiente, además de asegurar una muy buena resolución de los conflictos que puedan surgir en su seno. Una parte de este gran mundo de la comunicación es el marketing, que no es sino el arte de comunicar a los clientes, existentes y potenciales, la oferta de servicios del centro veterinario, con la pretensión de satisfacer sus necesidades.

Documentar la información

Por último, cerrando el ciclo con el que se ha abierto este artículo, un buen plan de negocio ha de asegurar que los procesos internos, y también los referidos a las relaciones con los clientes en sus distintas formas, se produzcan de la manera más eficiente para lograr los objetivos y metas marcadas en la estrategia de la empresa.

Por tanto, disponer de toda esta información vital para la empresa, de forma detallada y documentada, representa una gran ayuda para los propietarios del centro veterinario en su objetivo de mejorar sus resultados empresariales. Así pueden adaptarse a su ritmo de crecimiento sin que exista menoscabo en la rentabilidad. También es una excelente opción para centros que lleven un tiempo largo con crecimientos discretos y, por último, ¿por qué no? para planificar saltos estratégicos, como por ejemplo, de clínica a hospital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.