cabecera
PV ARGOS 43/2014    

Bronquitis crónica en pequeños animales

Afecta a perros y gatos a partir de 8 años sin predisposición de raza o sexo. Sin embargo, se ha observado una mayor predisposición en gatos siameses y en perros de razas pequeñas como Caniche, Pequinés, Pomeranian. Probablemente afecte el modo de vida urbano que hace que los animales estén inhalando humo de coches. Dichas razas también están predispuestas a padecer colapso traqueal y valvulopatía mitral con compresión del tronco bronquial principal.

Rodríguez-Cordero L & Montoya JA
Medicina interna
Facultad de Veterinaria de Las Palmas de Gran Canaria (ESPAÑA)

DEFINICIÓN:
Presencia de tos crónica y pertinaz durante un período igual o superior a dos meses consecutivos. Se asocia a modificaciones irreversibles de las vías aéreas. El proceso original o causa subyacente no se ha identificado.

Numerosos autores coinciden en destacar el período mínimo de la persistencia de la tos en 2 meses, ya que este dato tiene importantes derivaciones para el clínico debido a que la bronquitis crónica no puede ser diagnosticada sin descartar cuidadosamente otra enfermedad activa.

Afecta a perros y gatos a partir de 8 años sin predisposición de raza o sexo. Sin embargo, se ha observado una mayor predisposición en gatos siameses y en perros de razas pequeñas como Caniche, Pequinés, Pomeranian. Probablemente afecte el modo de vida urbano que hace que los animales estén inhalando humo de coches. Dichas razas también están predispuestas a padecer colapso traqueal y valvulopatía mitral con compresión del tronco bronquial principal.


ETIOLOGÍA:
Normalmente la causa no se descubre porque la enfermedad es detectable cuando aparecen los signos clínicos en etapas avanzadas,


Tabla I. Factores predisponentes a bronquitis crónica canina y felina


FISIOPATOLOGÍA:


La bronquitis crónica se produce debido a una respuesta continuada, por parte del organismo, hacia un daño persistente al aparato respiratorio.

Dicho daño, va a producir una respuesta inflamatoria prolongada que provocará una transformación metaplásica del epitelio ciliado, así como una hipertrofia e hiperplasia de las glándulas secretoras de moco.
Como consecuencia de esto, se va a producir una hipersecreción de moco que no va a ser drenado, dando lugar a una obstrucción de las vías respiratorias, lo que va a reducir el flujo de aire desencadenando un proceso obstructivo crónico. (EPOC).

El asentamiento de moco va a favorecer colonización bacteriana produciendo una secreción mucopurulenta.

El moco también puede producir una dilatación sacular, que cuando se acompaña de destrucción de las paredes de bronquios y bronquiolos debido a la inflamación crónica, da lugar a un proceso llamado bronquiectasia.

Al mismo tiempo, como consecuencia de la inflamación crónica el diámetro de las vías va disminuyendo, ya que se produce: edema e infiltración celular de las paredes, fibrosis de la lámina propia endobronquial, proliferaciones polipoides en la mucosa, espasticidad de la lámina muscular lisa bronquial y enfisema que produce encharcamiento de los alvéolos.

Las razas pequeñas con frecuencia desarrollan debilitamiento de los anillos traqueales y bronquios principales, dando lugar a un colapso traqueobronquial durante la espiración y durante la tos.
Añadir que los perros tienen extensas interconexiones entre los alvéolos y los bronquiolos adyacentes. Una ventilación colateral entre estos canales permite a los alvéolos continuar ventilados a pesar de estar los bronquios obstruidos. Por esto no se observan signos clínicos hasta que la enfermedad está notablemente extendida.


En estados avanzados de bronquitis crónica asociado a EPOC el equilibrio perfusión – ventilación se rompe porque la ventilación está reducida en relación al flujo de sangre. Esto produce hipoxemia crónica que estimula la eritropoyesis produciéndose eritrocitosis moderada.
Al mismo tiempo, un aumento general de la resistencia de las vías asociado a un avance respiratorio de la bronquitis crónica incrementa el trabajo respiratorio e intensifica la hipoxemia, esto produce vasoconstricción arterial dando lugar a un aumento de la resistencia vascular pulmonar y de la presión arterial que pueden inducir a un fallo del ventrículo derecho o Cor pulmonale.


SINTOMATOLOGÍA


El cuadro clínico de esta enfermedad suele manifestarse con toses secas, más frecuentes por la noche o a primeras horas de la mañana. Es frecuente que los propietarios confundan la tos con vómitos si estas toses son en cuadros paroxísticos, más o menos intensos y con arcadas finales. También pueden asociarlo con intentos del animal para expulsar algo \"clavado\" en la orofaringe.

Debemos por tanto realizar una cuidadosa anamnesis de manera que lleguemos a diferenciar un cuadro de vómitos primario de un problema respiratorio con emesis secundaria refleja.

La tos puede ser más evidente tras algunos ejercicios físicos y después de periodos de excitación, alegría o estrés. Un dato importante a tener en cuenta es que la sintomatología es variable en función de la estación del año y de las condiciones meteorológicas de modo que suele empeorar esta sintomatología durante la primavera y el otoño.

Otro síntoma que aparece con frecuencia es la disnea e incapacidad de adaptación a los cambios bruscos de la temperatura ambiental.

En general la actitud del paciente suele ser normal y solo en raras ocasiones encontramos pacientes deprimidos, anoréxicos o con pérdida de peso. Esta sintomatología es más frecuente en los casos de bronquitis infecciosa.


Tabla II. Sintomatología de la bronquitis crónica canina y felina

 

DIAGNÓSTICO:

Podemos empezar a sospechar de bronquitis crónica cuando en la anamnesis nos revelen que el animal presenta tos continuada diaria desde hace varias semanas, evidencia de moco excesivo y además que el animal haya dado negativo a pruebas de detección de filarias y no presente signos de insuficiencia cardiaca, neumonía u otras enfermedades respiratorias crónicas. Además utilizaremos diversas técnicas diagnósticas:

1. Diagnóstico Radiológico:

Debemos tener en cuenta que puede darse un patrón bronquial normal, a pesar de observar unos signos clínicos evidentes.
Nos resultará útil para descartar otras causas de tos crónica o descubrir complicaciones como neumonía, bronquiectasia o enfermedad cardiaca.
Veremos, como signo específico, densidades o infiltrados periféricos debidos a la falta de drenaje del moco.

Engrosamiento bronquial (con forma de buñuelos o raíles de tren) según la proyección verticales o longitudinal con manguito peribronquiolar.
Las densidades intersticiales y peribronquiales en perros viejos son normales, muestran cambios histológicos asociados a la edad.

La existencia de infiltraciones alveolares puede indicar coexistencia de bronconeumonía o edema pulmonar.

Si observamos dilataciones saculares de los bronquios estaremos frente un hallazgo de bronquiectasia secundaria a bronquitis crónica.
También es común un cuadro intersticial leve en bronquitis crónica.


Puede producirse secuestro de aire y como consecuencia observaremos los pulmones inflados, por lo tanto aparecerá radiotransparencia y aplanamiento del diafragma por el empuje de los pulmones contra éste.
En casos graves se observa bronquiectasia, neumonía y atelectasia.


En el gato pueden encontrarse atelectasias en el lóbulo medio derecho.
Si realizamos radiografías durante la espiración evidenciaremos el colapso en las grandes vías aéreas
Además puede observarse cardiomegalia debido al cor pulmonale

2. Diagnóstico Broncoscópico:
Algunos autores recomiendan realizar broncoscopia para descartar otras enfermedades o cuando el animal no responde al tratamiento.
Es útil para obtener muestras representativas de las vías aéreas profundas para citología y cultivo.

Observaremos de forma característica: mucosa eritematosa, engrosada, edematosa, contorno de vías respiratorias irregular, colapso total o parcial de vías desde los bronquios principales hasta los de tercer orden, sobre todo durante la espiración pasiva, se ven hileras o placas de moco denso.

La bronquiectasia también puede reconocerse con la broncoscopia.
Pueden observarse proliferaciones polipoides o nodulares proyectadas hacia la luz bronquial.

3. Electrocardiograma:
-Arritmia sinusal respiratoria
-Marcapasos migratorios
-Ondas p pulmonares

4. Pruebas Laboratoriales:
Hemograma: Normalmente no se observa nada específico. No obstante, podemos observar neutrofilia madura generada por el estrés, así como policitemia por la hipoxemia crónica. Anemia, leucocitosis neutrofílica y desvío a la izquierda si hay una bronconeumonía secundaria. Observaremos eosinofilia en procesos alérgicos o parasitarios, más común en los gatos

Bioquímica sérica: Suele ser inespecífica. Se recomienda realizar análisis antigénico para dirofilariosis, sobre todo en perros que vivan en zonas endémicas.

Análisis fecal: Recomendable realizarlo para detectar gusanos pulmonares

Análisis de filarias

Análisis de orina

Análisis de gases en sangre arterial: Se registra hipoxemia, PaO2< 80mmHg en le 30% de los casos. Hipercapnia poco frecuente, PaCO2> 40mmHg hallazgo serio de hipoventilación asociado a trabajo respiratorio

Curva de volumen pulmonar:
- Relación tiempo espiración /tiempo inspiración alta, mayor o igual a 1,31.
- Flujo de aire al 25% del volumen corriente reducido por el estrechamiento o colapso de vías.
- Desequilibrio en la ventilación/perfusión.

Estas pruebas se recomienda realizarlas para comprobar si el tratamiento es eficaz y el animal va recuperando su función pulmonar.


5. Examen de líquido traqueobronquial:
El examen citológico nos revela: neutrófilos degenerados lo cuál nos indica infección bacteriana o bronconeumonía, eosinófilos, signo de parasitismo, alergia o hipersensibilidad (tener en cuenta parásitos cardíacos, muy comunes en gatos), pueden aparecer también macrófagos y linfocitos así como hiperplasia de células epiteliales bronquiales.

Se debe hacer un cultivo del fluido traqueobronquial y un análisis de sensibilidad en perros con diagnóstico de bronquitis crónica y que en sus radiografías y análisis broncoscópico se evidencie bronquiectasia.

La presencia de un número pequeño de bacterias en un cultivo no necesariamente implica la existencia de infección.

Para que los resultados de los cultivos traqueobronquiales y de las pruebas de sensibilidad sean interpretados correctamente es necesario que las muestras sean recogidas de de las vías aéreas bajas y no de la faringe.

7. Diagnóstico diferencial:
La bronquitis crónica se diagnostica basándonos en la exclusión clínica de otras enfermedades respiratorias crónicas.

En perros, más de 60 procesos cursan con tos, ya que es el signo más evidente y el motivo de consulta.


 
Tabla III. Diagnóstico diferencial de bronquitis crónica canina y felina


TRATAMIENTO:

1. EDUCACIÓN DEL DUEÑO:
Advertirle de que su animal presenta lesiones irreversibles y por tanto el animal
se halla ante una enfermedad incurable. Explicarle el objetivo de la terapia que vamos a aplicar.

2. TERAPIA DEL PACIENTE:

2.a) EVALUACIÓN DEL ESTADO DEL PACIENTE

2.b) MEDIDAS CORRECTORAS Y DE MANTENIMIENTO:

1. Evitar el contacto del animal con: humo, polvo, limpia hogares, etc., porque pueden provocar colapso traqueal, dando lugar a excitación y estrés en el paciente lo que le provoca ataques de tos paroxística.

2. Dar al paciente pienso dietético para reducir peso, así se mejorará la ventilación y la oxigenación arterial, y se reducirá el estrés del sistema cardiovascular.

3. Recomendar ejercicio ligero.

4. Oxigenoterapia si el animal sufre episodios de hipoxemia y bronconeumonía severas.

2c) MEDIDAS PRINCIPALES: van encaminadas a:

1. Aliviar la inflamación y la obstrucción provocada por la hipersecreción de moco con Antiinflamatorios y Broncodilatadores.

2. Controlar la tos siempre que esta sea improductiva, lo que es indicativo de que la inflamación ya se está resolviendo con Antitusígenos.

3. controlar la infección con Antibióticos, que deberán se de amplio espectro y lipolíticos.

4. Hidratar las vías aéreas con nebulización.


Glucocorticoides de acción corta
Prednisona

* Dosis de inicio: 0,5-1 mg/Kg 10-14 días/12 h. Oral y parenteral
* Si remite la tos: reducir la dosis a la mitad cada 10-14 días hasta el mínimo que produce mejoría
* Si no remite: combinación con broncodilatadores como el Salbutamol Efectos secundarios: hepatomegalia, debilidad muscular, disminución de las defensas, inducción a la obesidad

 
Antiinflamatorios


Broncodilatadores.
Los broncodilatadores de utilidad en la clínica de pequeños animales puede dividirse en tres grandes grupos: Broncodilatadores directos, bases xánticas y anticolinérgicos, de los cuales, desde el punto de vista terapéutico, solo interesan los dos primeros, ya que los anticolinérgicos, como la atropina, tienen efectos secundarios no deseables en la mayoría de los casos.


Antitusígenos
Los fármacos antitusígenos como el dextrometorfano tienen un valor muy limitado y no son efectivos en líneas generales. Los supresores narcóticos como la codeína, sí son más efectivos pero en casos de complicaciones infecciosas pueden agravar el cuadro puesto que afectan de modo negativo a los mecanismos de defensa normal facilitando el acumulo de secreciones respiratorias.


Antitusígenos

 

Tranquilizantes

 

Antibióticos


Hidratación de vías respiratorias.

Nebulización con solución salina. A su vez ejerce acción mucolítica. Sesiones de 10-30 minutos tres o cuatro veces al día.


PROFILAXIS Y PREVENCIÓN:
Se recomiendan controles rutinarios de parásitos como Filarias.
Mantener una higiene bucal regular para evitar la aspiración microbiana a las vías.
Evitar el contacto prolongado con los factores predisponentes citados, sobre todo los que sean de carácter doméstico (humo de cigarro, limpiadores, polvo, etc.).


LECTURAS RECOMENDADAS:
1. Kuehn NF: Chronic Bronchitis in Dogs. En: King LG: Textbook of Respiratory Disease in Dogs and Cats. Saunders, 2004, pp: 379-387.

2. Nielssen A & Taylor SM: Enfermedades de la vía respiratoria baja. En: Morgan RV, Bright RM & Swartout MS: Clínica de pequeños animales. Sauders-Elsevier, 2.004, pp: 167-168.

 


EJE CONCEPTUAL DEL ARTICULO
(Derechos reservados Portal Veterinaria.com)

Bronquitis crónica en pequeños animales

Afecta a perros y gatos a partir de 8 años sin predisposición de raza o sexo. Sin embargo, se ha observado una mayor predisposición en gatos siameses y en perros de razas pequeñas como Caniche, Pequinés, Pomeranian. Probablemente afecte el modo de vida urbano que hace que los animales estén inhalando humo de coches. Dichas razas también están predispuestas a padecer colapso traqueal y valvulopatía mitral con compresión del tronco bronquial principal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (15)   No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Argos Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de compañía y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de propietarios de mascotas.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Argos Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto