cabecera
PV ARGOS 16/2014    
740/1051

Mesotelioma pleural en un gato

Última actualización 19/07/2010@15:28:29 GMT+1
El objetivo de este trabajo es presentar y discutir los resultados de un caso de mesotelioma pleural en una gata Persa. Los mesoteliomas son neoplasias poco comunes que se generan en las membranas serosas. En el presente caso el drenaje del líquido pleural y su posterior biopsia ayudaron a establecer correctamente el diagnóstico.
Juan Monge Albarrán, Alejandro García-Heras García, José Joaquín Arnaiz Cid, Miguel A. Rouco Fernández
Centro Veterinario Zorrilla C/ Tres Amigos 1, 47006 Valladolid
Imágenes cedidas por los autores


Un mesotelioma es un tumor que se origina en las células mesodérmicas que recubren las cavidades pleural, pericárdica y peritoneal y, en ocasiones, la túnica vaginal testicular. Son neoplasias que aparecen con poca frecuencia en los animales domésticos y han sido descritos en bovinos, equinos, perros y gatos.

Recuerdo anatómico
La pleura es una estructura serosa dentro de la anatomía torácica dividida en:
• pleura parietal: membrana serosa que recubre la pared torácica, diafragma y mediastino,
• pleura visceral o pulmonar: íntimamente adherida a los pulmones.
El espacio físico entre ambas es lo que se denomina espacio pleural, el cual contiene una mínima cantidad de líquido cuya función es la de lubricar el pulmón durante la respiración.
Recuerdo fisiopatológico
Las patologías pleurales vienen asociadas, con más frecuencia, a acúmulos anormales de líquido (bien por defecto de drenaje o bien por exceso de producción) en el espacio pleural. Estas circunstancias traen consigo la incapacidad de expandir correctamente los pulmones, produciendo signos visibles de enfermedad respiratoria. Las características celulares, color y valores de las proteínas encontradas en la analítica, nos orientarán en el diagnóstico.
Ante un caso de derrame pleural en gato, hemos de considerar como principales diagnósticos diferenciales:
• enfermedades cardiacas (tanto pericárdicas como cardiacas en sí),
• enfermedades víricas (peritonitis infecciosa felina principalmente),
• enfermedades traumáticas (hernias abdominales que afectan a espacio pleural),
• enfermedades neoplásicas que afectan a la pleura de forma primaria o secundaria.
La neoplasia que con más frecuencia provoca derrame pleural en el gato es el linfoma mediastínico craneal, seguido de adenocarcinomas, mastocitomas, hemangiosarcomas y mesoteliomas.


Caso clínico
“Chispita” es una gata Persa de capa blanca y siete años de edad, castrada tres años antes tras varios tratamientos con medroxiprogesterona para controlar el celo. Nunca antes ha estado enferma y sólo ha necesitado sedaciones para peluquería.
“Chispita” acude a la consulta con un grave cuadro de disnea, respiración abdominal moderada, letargia, adelgazamiento, depresión y anorexia. En la exploración se auscultan tonos cardiacos apagados y reducción de ruidos pulmonares, sobre todo en hemitórax izquierdo. La palpación abdominal es normal y se identifican con facilidad las estructuras principales debido al estado del animal.
Se realizan radiografías torácicas, detectándose derrame pleural grave sobre todo en hemitórax izquierdo y abdominal sin encontrar hallazgos significativos. A continuación se realiza una analítica básica preliminar (tabla 1).
Se hospitaliza al animal y se aplica oxigenoterapia, fluidoterapia, tratamiento con metilprednisolona, amoxicilina y clavulánico, y furosemida.
Calmamos a la gata con el tranquilizante Midazolam y procedemos a realizar un drenaje de la pleura con fines tanto terapéuticos como diagnósticos.
Se extraen 150 ml de líquido rosado del espacio pleural izquierdo. Lo consideramos como trasudado modificado por sus características (tabla 2).
Descartadas la mayoría de las patologías causantes de derrame pleural en gatos se sospecha de neoplasia. Ante la mejoría clínica de la gata los propietarios optan por el tratamiento domiciliario paliativo (amoxicilina + ácido clavulánico, aminoácidos y diuréticos a dosis bajas). Se cita al día siguiente, pero como el animal mejoró no acudieron.
A los cinco días la gata está peor, sigue sin comer, la disnea ha empeorado, hay vómitos biliosos, caquexia y un hematoma ventral subcutáneo muy importante. Las mucosas son extremadamente pálidas y el tiempo de relleno capilar prácticamente inapreciable.
Ante la posibilidad de hepatopatía se vuelven a realizan análisis (tabla 3).




Se repiten las radiografías torácicas tanto en posición laterolateral como dorsoventral, detectándose de nuevo un llenado del espacio pleural muy grave.
Ante la clara sospecha de neoplasia y de la irreversibilidad del proceso, los propietarios deciden la eutanasia del animal.

Necropsia
En la necropsia se extraen 250 ml de líquido hemorrágico (nada que ver con la primera extracción) del espacio pleural izquierdo y otros 150 ml del espacio pleural derecho. El aspecto de las pleuras es irregular, el pulmón aparentemente es normal. En el abdomen no se detectan masas ni tampoco anormalidades en los riñones, salvo en el hígado que muestra un aspecto de lipidosis debido probablemente a la anorexia del animal.

Figura 1. Aspecto tras primer vaciado.
Figura 2. Derrame pleural.
Figura 3. Drenaje de pleura.
Figura 4. Derrame pleural dorsoventral.
Figura 5. Hematoma ventral.
Figura 6. Líquido pleural.
Figura 7. Vómito bilioso.
Se toman muestras de pleura, pulmón y riñón. Las muestras son enviadas a nuestro laboratorio de histopatología de referencia (Histovet) para su análisis.
Los resultados de los análisis histopatológicos revelan que: “En la sección que correspondería a la pleura se observa tejido muscular completamente infiltrado por una proliferación de células de morfología redonda. Presentan un núcleo grande, con nucléolo evidente y un citoplasma vacuolizado. El pulmón presenta características normales salvo en la pleura parietal que muestra un crecimiento papilomatoso, con células de características similares a las del tejido muscular” (Histovet, 2006).
Según todas estas características estamos ante un cuadro compatible con mesotelioma pleural.

Conclusión
Los mesoteliomas son neoplasias de origen mesodérmico que se generan en membranas serosas (pleura, peritoneo, pericardio, etc.). Son poco comunes y más aún en gatos, cuya principal presentación ocurre en el pericardio.
La citología no parece ser un buen medio diagnóstico por la ausencia, en la mayoría de los casos, de células sugestivas de tumor. La toracocentesis y biopsia de pleura, pericardio o peritoneo, parecen ser los métodos más fiables de diagnóstico.
“Los mesoteliomas son neoplasias poco frecuentes y se asocian a efusiones pericárdicas o pleurales. Tienen un comportamiento agresivo, son muy infiltrativos y se diseminan con mucha facilidad por la cavidad pleural” (Histovet, 2006).

Bibliografía
Medicina y Cirugía Cardiorrespiratoria. V. Luis Fuentes, S.T. Swift. Manuales BSAVA. Ediciones S, 2000. Enfermedades respiratorias en el perro y en el gato. Lesley G. King. Editorial Multimédica, 2006.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (17)   No(0)
740/1051
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Mesotelioma pleural en un gato

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3716 | igor - 23/04/2013 @ 08:23:25 (GMT+1)
    Es una crueldad mostrar al animalito
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Argos Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de compañía y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de propietarios de mascotas.
    • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Argos Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
    • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto