cabecera
PV ARGOS 43/2014    
659/1077

Citología sanguínea en pequeños animales. Hallazgos más comunes y su interpretación (III)

Alteraciones de la serie roja y de las plaquetas

Última actualización 28/08/2012@11:56:57 GMT+1

El tercer artículo de este curso concluye con la serie roja, tratando los eritroparásitos, las anemias y las policitemias. También recoge las alteraciones morfológicas y cuantitativas de las plaquetas.

Pérez-Écija, RA
Estepa, JC
Mendoza, FJ

Dpto. Medicina y Cirugía Animal. Facultad de Veterinaria
Universidad de Córdoba (España)
Imágenes cedidas por los autores

En la práctica clínica diaria de pequeños animales, la evaluación citológica de la sangre es una importante herramienta diagnóstica para el veterinario.

El estudio de extensiones o frotis de sangre periférica es fundamental para la evaluación de la mayoría de pacientes y, de hecho, se ha instaurado como una técnica rutinaria en los procedimientos diagnósticos veterinarios.

Anteriormente hemos comentado las distintas técnicas tintoriales, artefactos más comúnmente encontrados en las citologías sanguíneas, así como los cambios morfológicos de la serie roja que podemos observar en una extensión. A continuación pasaremos a detallar las principales alteraciones cuantitativas de esta serie, junto con una revisión de sus principales causas, haciendo también mención a los eritroparásitos más habitualmente observados en estas citologías. También trataremos las principales anomalías de las plaquetas.


Eritroparásitos

Es muy importante, a la hora de identificar hemoparásitos, constatar que la imagen observada no se debe a un artefacto (precipitado del colorante, plaquetas superpuestas a los eritrocitos, etc.). De la misma forma, la mayoría de estos parásitos se pueden observar a 40x, pero para su correcta caracterización es preferible usar el objetivo de inmersión (100x). A pesar de que existen numerosos eritroparásitos que pueden afectar a los pequeños animales según la zona geográfica, los dos más comunes en la clínica veterinaria suelen ser Hemobartonella felis y Babesia canis.

Hemobartonella felis
Característico del gato, este organismo induce una moderada anemia hemolítica. Suelen aparecer como estructuras cocáceas, normalmente formando filas, y son de color basófilo aunque a veces se liberan y se observan como pequeños anillos en la membrana de los eritrocitos. Se han de diferenciar de artefactos y hemos de considerar que se suelen observar mejor en muestras frescas sin anticoagulante.

Babesia canis
Los parásitos de esta especie son características de perros. Son formas piriformes o ameboides que ocupan la mayor parte del citoplasma del eritrocito. De manera típica aparecen en parejas, unidas por su extremo más afilado. Otras especies de Babesia, especialmente las de pequeño tamaño como B. gibsoni, son más difícilmente reconocibles ya que adoptan formas mucho más variables a lo largo de su ciclo biológico (figura 1). En las formas agudas de babesiosis se pueden observar múltiples organismos en frotis sanguíneos, si bien son muy raros en formas crónicas.

A la hora de diagnosticar este proceso se puede optar por recoger sangre capilar, donde los parásitos son más frecuentes. La grave hemólisis intravascular que produce la babesiosis en animales con infecciones muy graves hace que sean esperables otros síntomas en los mismos como, por ejemplo, hemoglobinuria, bilirrubinuria y bilirrubinemia. Siempre hemos de tener presente que el grado de anemia que acompaña a la babesiosis es bastante variable, dependiendo del animal, gravedad y fase de la enfermedad.


Figura 1.En esta imagen se observan numerosas formas evolutivas de Babesia gibsoni (punteados basófilos
únicos con forma ligeramente anular, flechas normales) y también de Babesia canis (formas piriformes por parejas
en el citoplasma del eritrocito, flecha grande de doble cola). Tinción de Wright sobre sangre canina. 100x.


Alteraciones cuantitativas de la serie roja

De manera ideal el recuento del número de eritrocitos se ha de hacer mediante análisis automático o usando cámaras de Neubauer. Sin embargo, la citología sanguínea nos puede orientar cuando existen fuertes variaciones en el recuento eritrocitario.

Policitemia o eritrocitosis
Si bien ambos términos se consideran sinónimos en numerosos textos de referencia, se ha de diferenciar entre una policitemia (aumento del número de todas las líneas celulares sanguíneas) y una eritrocitosis, la cual únicamente afecta a los glóbulos rojos.

La causa más común de eritrocitosis en pequeños animales es la deshidratación (eritrocitosis relativa). La eritrocitosis verdadera o absoluta suele aparecer de manera secundaria a una esplenocontracción. Otras causas de eritrocitosis serían la hipoxia crónica (usualmente por enfermedad pulmonar obstructiva, mal de las alturas, etc.) o bien por una exacerbada producción de eritropoyetina en el riñón (lo cual suele acontecer en cuadros de hidronefrosis, neoplasias renales u otros tipos de neoplasias que pueden liberar eritropoyetina dando eritrocitosis como síndrome paraneoplásico). La policitemia primaria o policitemia vera (eritrocitosis junto con leucocitosis y trombocitosis) es un proceso muy raro en pequeños animales a cuyo diagnóstico se llega por exclusión de otras causas de eritrocitosis.

Anemia
Es uno de los hallazgos más comunes en extensiones sanguíneas de pequeños animales y se suele sospechar previamente a la realización de la extensión sanguínea. La existencia de anemia ha de establecerse teniendo en cuenta los valores del recuento de hematíes, el hematocrito, la concentración de hemoglobina, los índices eritrocíticos así como el recuento de reticulocitos y el índice de producción de reticulocitos (IPR).

Anemias regenerativas
Se describen cuando el IPR es mayor a 2 y/o existen signos de regeneración a nivel citológico (macrocitosis, policromasia, corpúsculos de Howell-Jolly, eritrocitos nucleados, punteado basófilo, etc.). Otro hallazgo común en procesos regenerativos es la anisocitosis, donde se pueden observar eritrocitos de diferentes tamaños. Las anemias regenerativas son características de hemorragias o procesos hemolíticos.

• Las anemias hemorrágicas presentan características diferentes según el curso que adopten. En las formas agudas (por heridas, traumatismos, alteraciones de la coagulación, etc.) la citología inicialmente no se altera, si bien más tarde aparece una fuerte respuesta reticulocitaria. En las formas crónicas se describe la aparición de una anemia regenerativa típicamente macrocítica y de normo a hipocrómica. Si el proceso continúa, debido a la constante pérdida de hierro, acaba apareciendo una anemia ferropénica, que es arregenerativa, microcítica e hipocrómica.

• Por su parte, dentro de las anemias hemolíticas podemos diferenciar varios subtipos según la causa:
a) Las anemias hemolíticas inmunomediadas. Pueden aparecer de manera primaria o idiopática o bien ser secundarias a fármacos: sulfamidas, antiepilépticos, penicilina, cefalosporinas; agentes infecciosos: babesiosis, ehrlichiosis o como consecuencia de vacunaciones. Estas anemias hemolíticas inmunomediadas suelen cursar básicamente con presencia de esferocitos y fenómenos de autoaglutinación. El diagnóstico de un proceso anémico autoinmune requiere la realización del test de Coombs, que demuestra la unión de anticuerpos propios a la superficie del glóbulo rojo.
b) Las anemias hemolíticas debidas a la acción de sustancias oxidantes provocan la aparición de corpúsculos de Heinz y, posteriormente, la fragmentación de los eritrocitos. Suelen estar asociadas a fármacos como el paracetamol, los nitrofuranos o el propofol, pero también aparecen por consumo de ciertas plantas como el arce rojo, el roble o la cebolla.
c) Las anemias hemolíticas angiopáticas aparecen cuando la fragmentación de los eritrocitos se debe a procesos que causan una alteración en el flujo sanguíneo (defectos valvulares, hemangiosarcomas, etc.). En este tipo de anemia el hallazgo más constante es la aparición de esquistocitos.
d) Anemias hemolíticas intrínsecas. Son aquellas que se deben a déficits en determinadas enzimas eritrocitarias, como la piruvatocinasa o fosfofructocinasa. Este tipo de proceso requiere de técnicas genéticas o inmunocitoquímicas para su diagnóstico definitivo.

Anemias arregenerativas
Típicamente presentan un IPR
Alteraciones de las plaquetas

Las plaquetas son los elementos formes sanguíneos de menor tamaño en los frotis sanguíneos de pequeños animales. Suelen ser redondeadas u ovaladas y presentan una tinción rosada pálida y finamente granular. El diámetro de las plaquetas varía entre 2 y 4 micras, aunque a veces son mayores en felinos. No es raro observarlas formando agregados o aglutinadas, sobre todo en extensiones de sangre felina (figura 2).


Figura 2. Varias plaquetas (figuras granulares rosáceas) formando un agregado con fibrina. Esta imagen no es extraña en numerosos
frotis sanguíneos de pequeños animales. Técnica Diff-Quick sobre sangre de perro. 100x.


Alteraciones cuantitativas
Como sucedía con los glóbulos rojos, se pueden realizar contajes someros de las plaquetas con objetivo de inmersión a 100X aumentos. Sin embargo, el método ideal para cuantificarlas consiste en el uso de instrumental automático.

El hallazgo más normal respecto a cambios cuantitativos en pequeños animales es la trombocitopenia (número reducido de plaquetas), mientras que la trombocitosis (número aumentado) es muy rara.

Las principales causas de trombocitopenia en pequeños animales son los procesos autoinmunes (son frecuentes las trombocitopenias inmunomediadas idiopáticas en la especie canina), aunque también se han caracterizado ciertas trombocitopenias producidas por fármacos (cefalosporinas, cloranfenicol, penicilinas, trimetroprim-sulfametoxazol, fenobarbital, ácido acetilsalicílico, fenilbutazona, paracetamol, diazepam, digitálicos, estrógenos, heparina). En el diagnóstico diferencial de la trombocitopenia también hemos de considerar cualquier proceso que curse con coagulación intravascular diseminada (que provoca un excesivo consumo y destrucción plaquetaria), así como infecciones víricas (parvovirus felino y canino, peritonitis infecciosa felina) o por rickettsias (una de las causas más comunes en España es la ehrlichiosis, pero también aparece en dirofilariosis, leishmaniosis, babesiosis, etc). Hemos de considerar que la trombocitopenia únicamente conllevará sintomatología clínica cuando sea muy intensa o bien se acompañe de otra alteración en la hemostasia.

En cuanto a la trombocitosis, puede aparecer como una respuesta reactiva a anemias graves, así como en las leucemias megacariocíticas (muy raras en pequeños animales).

Alteraciones morfológicas
Respecto a los cambios morfológicos, el más usual es el hallazgo de plaquetas de tamaño aumentado, con diámetro similar al del glóbulo rojo o incluso mayores (plaquetas gigantes, macroplaquetas o megatrombocitos).

El hallazgo de macroplaquetas en sangre periférica de gato no es extraño, aun estando el animal sano. Sin embargo, si son muy numerosas y/o se observa igualmente la presencia de plaquetas fragmentadas y de forma irregular puede llevarnos a un diagnóstico de trombopoyesis anormal por un trastorno mieloproliferativo o mielofibrosis (p. ej. como consecuencia de la infección por virus de la leucemia felina).

En el caso del perro, la presencia de dichas macroplaquetas es indicativa de un excesivo consumo de plaquetas por procesos como coagulación intravascular diseminada o hemorragias generalizadas (figura 3).


Figura 3. En esta fotografía se observan numerosas plaquetas (zona central) con su característico aspecto
granular. Entre ellas existen varias macroplaquetas de tamaño similar e incluso mayor a los eritrocitos.
Tinción de Giemsa sobre sangre felina. 100x.


Bibliografía
• Baker, R., Lumsden, J.H. Color atlas of cytology of the dog and cat. Editado por Baker, R., Lumsden, J.H. St. Louis (USA): Mosby, Inc, 2000. ISBN 0-81-510402-2.
• Nelson, R.W., Couto, C.G. Medicina interna de animales pequeños. Editado por InterMedica. 2ª ed. Buenos Aires (República Argentina): Intermedica, 2000. pp. 1262- 1322. ISBN 950-555-228-9.
• Reagan, W.J., Sanders, T.G., DeNicofa, D.B. Hematología veterinaria. Atlas de especies domésticas comunes. Editado por Reagan, W.J., Sanders, T.G., DeNicofa, D.B. Barcelona (España): Ediciones S, 1999. ISBN 978-84-87736-25-4.
• Valli, V.E.O. Histological Classification of Hematopoietic Tumors Of Domestic Animals: Hematopoectic Tumors of Domestic Animals (WHO International Classification of Tumors of Domestic Animals). Editado por AFIP. Washington (USA): American Registry of Pathology, 2002. ISBN 1-88-104175-1.
• Valli, V.E.O., 1993. The hematopoietic system. En Jubb, K.V.F., Kennedy, P.C., Palmer, N., (dir), Pathology of domestic animals. Volume 3. 4ª ed. London (UK): Academic Press, Inc, 1993, pp. 101-138. ISBN 0-12-391607-0 vol. 3.
• Walker, D., 1999. Peripheral blood smears. En Cowell, R.L., Tyler, R.D., Meeinkoth, J.H., (dir.), Diagnostic cytology and hematology of the dog and cat. 2ª ed. St. Louis (USA): Mosby, Inc, 1999, pp. 254-283. ISBN 0-8151-0362-X.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (19)   No(0)
659/1077
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Alteraciones de la serie roja y de las plaquetas

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    2191 | Moderador del foro - 25/08/2011 @ 08:22:58 (GMT+1)
    Perdona, que no funcionaba el enlace. DANIEL: el enlace correcto es este http://argos.portalveterinaria.com/noticia/7130/analisis-frotis.html
    2190 | Moderador del foro - 25/08/2011 @ 08:19:25 (GMT+1)
    Hola Daniel: lo tienes ya publicado en PV Argos. Este es el enlace http://argos.portalveterinaria.com/noticia/7130/
    Saludos,
    2189 | daniel - 24/08/2011 @ 20:52:35 (GMT+1)
    Me falta el primer capítulo; me lo podrían mandar?
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Argos Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de compañía y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de propietarios de mascotas.
    • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Argos Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
    • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto