cabecera
PV ARGOS 47/2014    

Contra el intrusismo profesional

Contra el intrusismo profesional

Sheila Riera, coordinadora de Redacción de Grupo Asís Biomedia, opina sobre el  problema del intrusismo profesional en veterinaria de animales de compañía. Muchas personas no tituladas están dando servicios supuestamente veterinarios, desde vacunaciones hasta odontología, esto último denunciado recientemente por la SEOVE. ¿Qué podemos hacer los veterinarios?

Con un apagón. De esta manera protestaron algunas páginas web estadounidenses contra la ley anti­piratería conocida como SOPA (Stop Online Piracy Act) que se propone aprobar el congreso de ese país. Así, el pasado 18 de enero, y durante 24 horas, las páginas implicadas en la protesta -entre ellas la famosa Wiki­pedia, en su edición en lengua ingle­sa- aparecían “en blanco”.

No cabe duda de que la piratería está de moda y, por desgracia, nues­tro sector no está libre de piratas. Me arriesgo a aventurar que, si hiciéramos una encuesta entre los veterinarios clí­nicos españoles preguntándoles qué es lo que más les preocupa en su des­empeño diario, el intrusismo profesio­nal sería de los aspectos más votados. Es más, en el número de diciembre de Argos ya contábamos con la opinión de Rafael García Hidalgo, veterinario clínico que comentaba la existencia en su entorno de tiendas, farmacias, criadores, etc. que, entre otras cosas, ¡vacunan! Ni más ni menos...

Bien, pues el pasado mes de ene­ro, la Sociedad Española de Odon­tología y Cirugía Maxilofacial Veteri­naria (SEOVE) hizo llegar a diversos medios, entre ellos Argos, una carta sobre el creciente y preocupante nú­mero de casos de intrusismo profe­sional que se dan en nuestro sector.

Según dicha sociedad, son varios los casos de personas que no poseen la titulación exigida legalmente pero actúan impunemente ofreciendo sus servicios de odontología. Estas per­sonas, según la SEOVE, suelen ser licenciados en odontología, auxiliares de odontología, auxiliares de veteri­naria, herradores e incluso personas sin ninguna formación sanitaria.

Qué difícil solución tiene esto... Me gustaría pensar que todo veterinario que sea testigo de un acto de intru­sismo profesional, o sepa de alguien que lo cometa, realiza la denuncia pertinente. Ojalá sea así. Y quizá lo sea. ¿Pero qué sucede después? ¿Estas personas reinciden? ¿Dónde termina la función antipiratería de vi­gilancia de los veterinarios y qué más podemos hacer una vez seguidos los cauces legales?

A este paso no nos quedará otra que plantarnos, como hicieron las pá­ginas web de Estados Unidos. Aun­que, digo yo, puede que el mundo sobreviva un día entero sin Wikipedia, pero, ¿se apañaría sin nosotros?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (49)   No(3)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Contra el intrusismo profesional

    Últimos comentarios de los lectores (10)

    2639 | Sevilla123 - 15/03/2012 @ 12:39:41 (GMT+1)
    En la farmacia de enfrente venden vacunas al primero que pasa, tenemos un "compañero" veterinario que pasa consulta en la peluquería canina de 2 calles más allá (en la misma mesa de la peluquera imagino), te exigen una serie de requisitos para abrir una clínica pero el consultorio del pueblo también aparece como "clínica veterinaria", el colegio hace como que no se entera y todos contentos. ¿De que sirven los colegios si no hay un mínimo de control y no defienden el interés de sus colegiados? La experiencia de la denuncia no se la recomiendo a nadie ya que el colegio también se limpia las manos y ni con pruebas evidentes hace nada. Eso sí, las cuotas y todo lo que te hace falta bien que lo cobran, y lo único que recibes a cambio es una patética revista de autobombo. Un saludo.
    2622 | ana isabel valle - 12/03/2012 @ 16:36:17 (GMT+1)
    Yo pienso que cada uno debe de hacer su trabajo, todo en esta vida es importante y los atvs nos merecemos el mismo respeto que los veterinarios.Un veterinario no puede hacerlo todo solo necesita a su ayudante y los que hemos pagado y nos hemos esforzado por estudiar y tener una profesion tambien tenemos el derecho a que nos traten como personas honradas e importantes.
    2595 | COLEGIADO DE SEVILLA - 01/03/2012 @ 13:22:34 (GMT+1)
    EL COLEGIO DE VETERINARIO SOLO ESTÁ PARA FACTURARNOS PRODUCTOS Y PASAR CUOTAS. COMO DICE ALGUN COLEGIADO, QUIEREN QUE LES DEMOS PRUEBAS. LA COSA ESTÁ PARA HACER DE DETECTIVE TAMBIEN. LOS COLEGIOS SON DEL T.B.O
    2582 | Pedro - 27/02/2012 @ 06:42:20 (GMT+1)
    Mirar paginas como esta http://www.farmaciaveterinaria.es/
    2580 | Josemi - 25/02/2012 @ 17:46:58 (GMT+1)
    No podemos castigar el intrusismo en esta profesión, mientras el empresario veterinario contrate a una persona no cualificada para ejercer como ATV o incluso ayudarle en temas médico-veterinarios.
    Uno de los PROBLEMAS de la veterinaria en España, es que “EL EMPRESARIO ES EL VETERINARIO” (el 40%) que hace que aquellos “veterinarios empleados” (el 37%) no tengan la capacidad de ejercer presión para que todo el colectivo de los profesionales médico-veterinarios avancen profesionalmente, sean remunerados acorde a su nivel de estudios superiores, y sobre todo, desempeñen las funciones claras que concierne la profesión.
    Es por ello, que ese empresario veterinario en muchas ocasiones los objetivos de la profesión veterinaria y los deberes como profesional veterinario, los confunde con sus propios objetivos, enturbiados por el afán de obtener más beneficios.
    Y diréis, ¿Por qué no sucede esto en Alemania, Inglaterra, Francia, EEUU u otros países?
    Es un compendio de situaciones, tanto económica, política y social, pero hay algo que más destaca y es el número de facultades de veterinaria en España.
    “Y ES QUE EL NÚMERO DE LICENCIADOS EN VETERINARIA EN ESPAÑA ES TAN ALTO COMO INGLATERRA, ALEMANIA Y FRANCIA JUNTOS”
    Esto crea un desequilibrio en el mercado, donde hay gran oferta de veterinarios lo que da consigo una disminución en la demanda y el sueldo, justo los ingredientes necesarios para desmotivar a los veterinarios que tienen pocas opciones en el mercado y son: aceptar sueldos y jornadas laborales precarias con una titulación superior universitaria o emigrar.
    En el primer caso la remuneración no se corresponde con las horas trabajadas en determinadas situaciones (horas extra, fines de semana y festivos) y crea un descontento y desmotivación. Esto, unido a la facilidad de acceder al crédito años atrás, hace buscar aspiraciones superiores y crearse su propia empresa (clínica veterinaria), dando lugar y un incremento, por tanto, de los consultorios o clínicas veterinarias en el mercado español, lo que genera a su vez un incremento de la oferta de servicios veterinarios a la sociedad, y por tanto, una mayor competencia.
    La existencia de esa mayor competencia, la enemistad en muchas ocasiones y falta de unidad entre los profesionales veterinarios de clínicas diferentes, genera situaciones no dialogantes y negociadoras y se decide actuar de forma paralela e individual en un mercado regional. Esto conduce a reducir el precio de nuestros servicios sanitarios, entre los que destaca los honorarios, para competir contra el vecino.
    Esta situación lo que genera es un blucle catastrófico para la profesión. Ya que actualmente los honorarios son irrisorios y los costes los productos, instrumental, maquinaria sanitaria y demás aumenta, lo que genera un margen de beneficio estrecho para dar la CALIDAD MÉDICO-VETERINARIA que necesita y reclama la sociedad.
    No existe una única solución, pero si queréis que la veterinaria en España cambien a un nivel acorde al Alemán, Francés o Inglés, teniendo en cuenta las limitaciones que ponga la sociedad española habría que realizar:
    -Reducir el numerus clausus. Es decir, disminuir aun más el número de estudiantes que entra a las facultades.

    -Implantar un sistema de control de buenas prácticas de trabajo, en el que se defina en cada empresa (clínica) la función de cada empleado, siendo incompatible que un ATV haga funciones de facultativo o viceversa. Además, de un sistema de control de conocimientos del trabajo de ayudantes y técnicos sanitarios con un sistema de formación oficial.
    -Implantar un sistema de especialización oficial, en el cual, por ejemplo en el servicio de oftalmología, cardiología, medicina interna, neurología etc sólo puedan ejercerlo aquellos veterinarios especializados, dando lugar a una profesión de alta especialización en la que realizar por ejemplo, una cirugía de cataratas o una dilatación torsión gástrica por un veterinario no especializado se considere una falta grave en la profesión. Este sistema podría ser inspeccionado por los propios colegios veterinarios.
    Algunas de estas soluciones se están intentando establecer poco a poco, al menos en el tema de especializaciones. Pero actuar en ese punto sólo, dará lugar a un mercado que ofrece muchos especialistas. Hay que buscar el equilibrio en el mercado.

    Yo soy estudiante de veterinaria del último curso, y es una opinión personal. Hay datos que he sacado leyendo artículos, tesis, y consultado datos en el instituto nacional de estadística.
    http://eprints.ucm.es/11643/1/T32346.pdf
    2578 | Pepito Grillo - 24/02/2012 @ 09:58:46 (GMT+1)
    • Todos conocemos alguna comercial veterinaria digamos POCO SERIA. Este es un elemento a controlar por las Autoridades Sanitarias.
    • También nosotros, veterinarios propietarios de un establecimiento, somos responsables de la calidad del servicio que ofrecemos. Podemos informar a los clientes sobre el personal que forma el centro y su formación.
    • El cliente puede escoger, que le atienda un profesional o que un señor que pasaba por allí le realice la cesárea a su perrita.
    • Que dirá Hacienda, eso es dinero muy negro que se le esacapa.
    • Qué mensaje es el que se le manda a la ciudadanía, no hace falta formarse como profesionales veterinarios o ATV o lo que sea, si luego el que tratará al perro es un (criador)o un comerciante de tienda (que son los que mas saben de mascotas)
    • Si eres padre de un niño que se pone enfermo nunca lo pondrías en manos de un criador de niños o un comerciante de niños. Si eres propietario de una mascota, por la que has pagado mucho dinero, y se pone enfermo, tienes la opción de solicitar los servicios profesionales de una ingente cantidad de buenos veterinarios, asistidos de magínifos ATVso bien,si lo prefieres, confiar su salud y su integridad física a un personaje que desconoce por completo la sustancia que está inoculando. Por desconocer desconoce hasta lo que significa inocular. Pero es decisión de los PROPIETARIOS de mascotas, ir al curandero o ir a su veterinario.
    Lo de las Autoridades y los Colegios, es para hacerselo mirar
    2576 | Mónica - 23/02/2012 @ 20:48:57 (GMT+1)
    El problema está en que esas vacunas y limpiezas bucales se dan debido a algo, cualquier persona no creo que pueda comprar vacunas así como así ni maquinaria de limpieza, y si es así debería ser vigilado ese tema.
    Por otro lado, yo que soy ATV pienso que el Veterinario es el Veterinario y el ATv es ATV. Nunca ningún enfermero ha entrado a operar a ningún paciente humano, siempre lo ha hecho y así debe ser el Médico que se ha especializado y formado para ello, nosotros somos simples pero importantes ayudantes. También estoy de acuerdo que debería ser observado el tema de contratar a peluqueros como ATVs, personal sin estudios previos o incluso veterinarios como ATVs y cosas así, entonces para qué sirve gastarse el dinero en estudiar y aprender algo que luego cualquier persona puede hacer? Creo que hasta que todo esto no se vigile con lupa y se contrate a gente con estudios especializados en el puesto que ha de ser (veterinario como veterinario, ATV como ATV, peluquero como peluquero...) siempre existirá este problema. Es mi humilde opinión.
    2574 | José Manuel Sánchez de Moresco - 23/02/2012 @ 19:51:35 (GMT+1)
    Ni denunciar es tan fácil.Yo lo he intentado,pero mi colegio me pide pruebas aportadas por mí e investigación propia,mas luego tener que dar la cara frente al individuo denunciado.Sinceramente,no me la juego,ya que luego puede haber escaparate roto,coche destrozado o llamadas a altas horas de la madrugada.

    Hace años vino un inspector del Colegio Farmacéutico a mi clínica recién abierta,y todavía no sé qué farmacia me lo envió.
    2572 | noe - 23/02/2012 @ 12:41:22 (GMT+1)
    ¿ y si es tu propio distribuidor de medicamentos el que vende vacunas a criadores, que también son tus clientes?..... Es muy triste, pero es mi caso... Y la clínica más cercana con un auxiliar en vez de veterinario... todos los días viene algún cliente cabreado, que que nos enseñan en la facultad..... Qué tal veterinaria no le supo solucionar ni responder a unas preguntas.... Normal, dije yo, cómo que no es veterinario...
    Pero, ves a tu colegio y cuéntaselo... que para el caso que te van a hacer...
    Ahí, está el problema... Que pagamos una cuota para estar colegiados, que no sirve para nada... Prefiero que me lo suban pero que hagan su trabajo.... y que nos dejen a los demás hacer el nuestro...
    He dicho
    2571 | Ricardo Sánchez - 23/02/2012 @ 10:22:14 (GMT+1)
    Lo mismo de siempre, Colegios inoperantes, Consejo General inútil, la ética por los suelos...... Probad a poner de acuerdo a todos los clínicos españoles en no pagar las cuotas de Consejo y Colegio para que tomen cartas en el asunto de una manera efectiva.
  • Comenta esta noticia (Login)
    Normas de uso
    • Argos Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de compañía y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de propietarios de mascotas.
    • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Argos Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
    • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto