cabecera
PV ARGOS 16/2014    
96/1051

La conversión de los veterinarios a los medios sociales

Última actualización 19/06/2012@15:34:11 GMT+1
Javier Nuviala.

Javier Nuviala nos propone a través del resumen de este artículo de su blog Comunicación Veterinaria tres maneras de conseguir que los clínicos que no utilizan las redes sociales dentro de su estrategia de negocio vean su utilidad e introduzcan a sus centros veterinarios en los social media.

Hoy no voy a escribir, al menos no en mi nombre. A cambio publico la traducción de un artículo de la página del Dr. Pownall que me ha parecido que aporta una visión muy realista y valiosa sobre la incorporación de las redes sociales a la práctica veterinaria. El enlace del original para los que lo quieran leer de la fuente y evitar mis (seguros) errores en la traducción: http://bit.ly/M1TrWL

La medicina veterinaria se encuentra en una encrucijada: o bien nos adaptamos a las tecnologías del nuevo orden económico o morimos de muerte lenta, sin poder echar la culpa a nadie. Una dura realidad que se hace evidente cuando nos encontramos frente un veterinario que se cierra en banda a la incorporación de los medios sociales.

Soy testigo de la frustración de los jóvenes veterinarios cuando realizo presentaciones que destacan los beneficios de la difusión y comercializaciónonline de los servicios veterinarios. Los veterinarios más jóvenes asienten con la cabeza, emocionados al pensar en crear una página profesional en Facebook. Pero enseguida les viene a la cabeza el dueño de la clínica y su encogimiento de hombros ante la propuesta. Sospechan que el propietario y los veterinarios mayores, con experiencia, no quieren tener nada que ver con los modernos medios de comunicación social.

¿Cómo pueden convencer y hacer entender a sus jefes y mentores que el marketing digital es tan esencial en su clínica veterinaria como el estetoscopio? 

1. Probarle que funcionan

Los veterinarios son personas prudentes, en general, y es poco probable que sean pioneros en abordar una situación desconocida, pero cuando saben que el éxito es probable y existe poco riesgo, pueden ser los mayores defensores de un nuevo procedimiento o tratamiento. Esto sucede continuamente con las nuevas habilidades que aprendemos. Las cuestionamos hasta que un cliente se muestra encantado con el buen resultado obtenido. La próxima vez que nos enfrentamos a un caso similar podemos estar seguros de que la nueva técnica será una de las primeras soluciones en que pensemos.

Podemos compartir con los escépticos algunos éxitos que hemos tenido con los medios sociales: antes de 2010, nuestros ingresos se encontraban estancados o disminuyendo a medida que la recesión avanzaba. Desde ese año, a pesar de la recesión, hemos aumentado los ingresos en las clínicas que han participado en medios de comunicación social.

Los medios sociales funcionan aumentando las ventas y atrayendo nuevos clientes. Es tan simple como eso.

2. Que sea fácil para ellos

Como a la mayoría de la gente, a los veterinarios no les gusta hacer las cosas que los hacen parecer estúpidos. Algunos pueden sentirse en los medios sociales como en una fiesta a la que no han sido invitados. Todos los que están allí son gente cool que se dedica a hacer cosas cool. ¿Quién quiere entrar en una fiesta sin ser invitado?

Siguiendo con esta analogía, si me encuentro en el exterior observando el interior, me encantaría ser invitado a ir a esa fiesta con alguien que conozca al resto de invitados, me presente y me diga qué y a quiénes tengo que conocer. Podría ser el veterinario joven o lanzados el que enseñara al veterinario escéptico lo que debe saber acerca de Facebook o YouTube. Una vez en “la fiesta del social media” incluso encontrarán gente conocida con la que quieran interactuar.

3. Apela a las emociones

A la gente le gusta sentirse apreciada. La adulación puede abrir muchas puertas. Las personas también tienen un espíritu competitivo y los veterinarios no son una excepción. Si hoy es veterinario posiblemente tuvo que competir con otros estudiantes que pretendían entrar en la Facultad. Si la clínica tiene una página en Facebook y alguien publica un elogio, el escéptico se convierte. Si observa que los medios de comunicación social ofrecen la oportunidad de ser bien valorado, la resistencia disminuirá.

Para estimular el espíritu competitivo, hay que mostrar la página de Facebook o el canal de YouTube de una clínica de la competencia.

Las interacción online son omnipresentes. Los usuarios buscan continuamente en la web recomendaciones sobre productos y servicios. En otras palabras, nuestros clientes actuales y potenciales buscan soluciones online. La voz de su clínica veterinaria debe ser parte de la conversación. Si tú no está allí, puedes estar seguro de que alguien estará en tu lugar.

*Para leer completo el post de Javier Nuviala en su blog, haz clic aquí.

(Foto: Comunicación Veterinaria)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (2)   No(3)
96/1051
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Argos Portal Veterinaria es una web técnica para intercambio de información entre veterinarios de animales de compañía y profesionales afines; por este motivo no se publicarán comentarios de propietarios de mascotas.
  • Las opiniones vertidas en los foros de discusión son las de los internautas, en ningún caso de Argos Portal Veterinaria. No están permitidos los comentarios injuriantes o contrarios a la ley, que serán rechazados; también nos reservamos el derecho a eliminar comentarios fuera de tema.
  • La dirección de email solicitada no será publicada y en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto