argos.portalveterinaria.com

procesionaria del pino

Estudio restrospectivo de más de un centenar de casos clínicos

El momento de mayor frecuencia de problemas por contacto con las orugas de la procesionaria del pino en los perros es el inicio de primavera, cuando los insectos bajan de los árboles para enterrarse en el suelo y seguir con su ciclo vital hasta convertirse en polillas.

Son más frecuentes al inicio de la primavera

Se realizó un estudio retrospectivo en perros para describir las lesiones oculares inducidas por la procesionaria del pino y la histopatología asociada, así como el tratamiento y la evolución.

  • 1

Un equipo de investigadores españoles ha publicado un estudio en Veterinary Ophthalmology

Este año, con un invierno muy suave y un clima primaveral adelantado, la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) ha proliferado de forma muy marcada en la península Ibérica y ha comenzado a enterrarse antes que otros años, momento en el cual las orugas son muy peligrosas para perros y niños que paseen por zonas donde haya pinos.


Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Grupo Asís Biomedia, S.L. Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1, 50002 Zaragoza (España) Contacto